Anuncios

Jamás pensé que después de probar esto nunca volvería al salón para un facial. No más piel flácida en nuestra cara

Nuestro rostro es la carta de presentación ante las personas, es por esto que debemos mantener la piel de la cara en las mejores condiciones, sin manchas, arrugas, hidratada y lo más importante, con un buen tono muscular, es decir, que no se vea la piel flácida o colgada, y desde la comodidad de nuestro hogar, podemos realizar acciones que nos ayuden a que ésta siempre esté en las mejores condiciones, desde limpiezas, mascarillas realizadas con productos que ayudarán a devolverle el tono muscular, quitar imperfecciones y mantenerla humectada para evitar la aparición de las arrugas, y aquí te compartiremos algunos tips con los cuales podrás llevar una rutina de belleza en tu casa y con excelentes resultados.

  • Limpieza:

Este es quizá el paso más importante para poder conseguir una piel con buena apariencia, ya que cuidando este aspecto la piel no presentará impurezas que afecten su textura. Para realizar una limpieza efectiva, necesitarás un jabón neutro, para no modificar el PH de la piel, empieza con agua tibia, para abrir los poros y date masaje con la espuma en forma circular, enjuaga con agua fría para cerrar poros y evitar el ingreso de impurezas.

  • Protección:

En este paso nos vamos a concentrar en aplicar mascarilla reafirmante, y para prepararla, necesitaremos:


Anuncios
  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 30 grs.  de hojuelas de avena
  • limón (unas gotas)

En un recipiente pequeño, vacía la clara de huevo y añade una cucharada de aceite de coco, muele la avena hasta conseguir un polvo y añade a la mezcla anterior, integra todos los ingredientes y agrega unas 15 o 20 gotas de limón. Aplica sobre el rostro limpio y deja actuar 25 minutos, siempre aplicando de manera ascendente. Pasando el tiempo, enjuaga con agua fría y seca con un paño suave.

Humectación:

Al retirar la mascarilla, aplica sobre el rostro unas gotitas de aceite de almendras, solo en caso que sientas resequedad, aunque el aceite de coco debería haber dejado tu piel humectada. Repite este tratamiento 3 veces por semana, siempre cuidando de no exponerte al sol al aplicar la mascarilla ya que el limón puede manchar tu piel.